Sobre mí

25 DATOS NO NECESARIAMENTE RELEVANTES SOBRE MÍ

  1. Nunca he escrito un diario.
  2. Este es mi primer blog.
  3. Me licencié en Ciencias de la Imagen Visual y Auditiva (A. K. A. Comunicación Audiovisual) en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, más concretamente en la cafetería.
  4. En los últimos 3 años y medio he desarrollado una gran capacidad para concentrarme en escribir (todavía no sé si bien o mal) con un fondo de canciones de los Lunnis y música de juguetes de bebé.
  5. 25 horas de parto – 2 epidurales fallidas + 2 cesáreas = 2 hijos.
  6. 20 meses de lactancia y sigue la cuenta.
  7. Mi padre siempre quiso que estudiara informática, pero a mí me gustaba más el mundo audiovisual. Después descubrí Internet y decidí que lo mío era el diseño web, así que todos contentos.
  8. Cambio de vida aproximadamente cada cinco años: de la escritura a los videos, de los videos a las páginas web, de éstas a los pañales y ahora de vuelta a la escritura.
  9. He tenido un total de 7 ordenadores en 25 años: un ZX Spectrum de 48k cuando tenía 11 años, 5 PCs desde 1989 y un recién estrenado iMac.
  10. Aprendí a leer libros cuando todavía los llamaba “bilos”.
  11. Veo más series que películas, entre otras cosas porque sus guiones en estos últimos años son infinitamente más innovadores y de más calidad. Y además con dos niños pequeños cuanto más corto sea algo, más posibilidades hay de que pueda verlo entero.
  12. Aunque uso el ordenador prácticamente para todo, el primer borrador lo escribo siempre a mano, porque de algún modo me ayuda a pensar. En alguna parte leí que es porque escribir a mano pone en funcionamiento ambos lados del cerebro, así que a lo mejor tiene algo que ver.
  13. Me da miedo no desarrollar completamente mi talento como escritora.
  14. Me da miedo no tener ningún talento como escritora.
  15. Me da miedo bajar por escaleras mecánicas y soy capaz de andar cualquier distancia con tal de evitarlas.
  16. Mis placeres culpables: soñar despierta, comprar material de papelería que no necesito, comer chucherías mientras escribo con la excusa de que potencian la creatividad, y seguir a @stephenfry en Twitter.
  17. Aparte de los tebeos de mi infancia (Mortadelo y Filemón, 13 Rue del Percebe, etc.) no “descubrí” los comics hasta la universidad, de la mano de mi mejor amiga. El problema es que empecé por Watchmen, y claro, todo lo que leía después me parecía muy flojo, hasta que años después mi marido me “presentó” a Osamu Tezuka.
  18. Los “sufis” raspados de gimnasia y pretecnología me bajaron la nota media de acceso a la universidad.
  19. Conocí a mi mejor amiga con 19 años y a mi mejor amor a los 28.
  20. Fui a clases de guitarra varios años, pero la vieja guitarra de mi padre no sonaba demasiado bien. Un día mi profesora tocó con ella una pieza y vi claramente que no era ese el problema. No volví a clase.
  21. Tengo una pequeña pero seleccionada colección de estilográficas, que desperdicio con una caligrafía horrenda.
  22. Mi película favorita es Tener o no tener de Howard Hawks.
  23. No tengo un libro favorito. No podría. Ni siquiera tengo un autor preferido. Son demasiados: Benedetti, Saramago, Fredrick Brown, P. G. Wodehouse, Jane Austen, Saki…
  24. Sonrío poco, pero me río mucho.
  25. Dejé de ir a bibliotecas porque cuando me gusta un libro necesito quedármelo. Por la misma razón no es buena idea prestarme un libro.