Ejercicio contra el bloqueo 1: La Increíble Máquina Aforística

la increíble máquina aforísticaEn artículos anteriores os he dado consejos para superar el bloqueo de escritor. A partir de ahora, de vez en cuando, os propondré pequeños ejercicios que os pueden ayudar a reactivar vuestra creatividad.

Hoy os sugiero utilizar una curiosa aplicación online, La Increíble Máquina Aforística, la cual crea un aforismo a partir del substantivo y el adjetivo que nosotros mismos introducimos.

El resultado es una frase, normalmente bastante curiosa, que puede inspirarnos una historia, o que podemos obligarnos a incluir en la historia en la que estemos trabajando para ver a dónde nos lleva. Incluso podemos usarla como punto de partida de un texto de no-ficción.

Por ejemplo, yo he introducido las palabras “carta” y “submarina”, y la máquina me ha propuesto:

“Cuánta carta submarina hay en las rejas de las rosas”.

A partir de esa frase he creado el siguiente microrrelato: La carta submarina.

“Cuánta carta submarina hay en las rejas de las rosas”

Cuando sus sobrinos encontraron semejante frase en una nota arrugada en su mano recién muerta no se sorprendieron. Esperaban una última muestra del retorcido sentido del humor y, por qué no decirlo, de la crueldad de la tía Silvia. Esa misma crueldad que le impidió ayudarlos nunca por muchas penurias económicas que pasaran, incluso cuando en sus últimos años tuvieron que cuidarla y alimentarla, a pesar de que sabían que nadaba en la abundancia.

Así que se lanzaron a excavar en todos los parterres del jardín, a rebuscar en el cobertizo de herramientas, e incluso vaciaron los sacos de semillas y tierra. En alguna parte debían estar los muchos dineros y joyas que les correspondían por herencia.

Al no encontrarlos allí siguieron por lo menos evidente. Buscaron entre los libros de jardinería de la biblioteca, entre la porcelana decorada con flores del salón o entre las decenas de mohosas sábanas bordadas.

Incluso levantaron las camelias del descolorido papel pintado.

Después decidieron olvidar la referencia a las rosas y buscar meticulosamente por cada rincón de la casa.

Buscaron y buscaron por todas partes excepto en la otra mano del cadáver de tía Silvia.

La otra nota sólo decía: “Es broma”.


Si te gusta este artículo también pueden interesarte:

Si te ha gustado este artículo y quieres que te ayude a terminar tu libro, matricúlate en mi taller ¡Termina tu maldito libro! (Productividad para escritores)

[soliloquy id=”6130″]

14 comentarios en “Ejercicio contra el bloqueo 1: La Increíble Máquina Aforística

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.