Opinión: El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre de Neil Gaiman

Creo que el mejor piropo que se puede dedicar a los libros de Neil Gaiman es que son raros.

Son raros porque son únicos, originales, no se parecen a nada.

Neil Gaiman es autor de varios libros infantiles (Coraline, El libro del cementerio, etc.), novelas para adultos (American Gods, El océano al final del camino, etc.), cómics (Sandman) y guiones de cine y televisión, como los capítulos de Doctor Who La esposa del Doctor (uno de mis favoritos de la etapa de Matt Smith) y Pesadilla en plata.

Y todas sus obras comparten el mismo mundo narrativo de Neil Gaiman, en el que mezcla soberbiamente el costumbrismo y lo onírico.

Los personajes de Gaiman son personas normales, con vidas normales, a los que les ocurren cosas extraordinarias, mágicas y un tanto bizarrasEl galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre es un buen ejemplo de ello: en el mundo real, un padre haría esperar a sus hijos, porque se ha despistado charlando con alguien, mientras va a comprar la leche para el desayuno; en el mundo de Neil Giman ese padre llega tarde porque se ve envuelto en grandes aventuras con crueles piratas, dinosaurios inventores, vampiros, y otras mágicas criaturas.

Ya hace muchos años que se tiende a convertir los libros infantiles en mini libros de auto-ayuda, haciendo que tengan una función utilitaria (vencer miedos y complejos, aprender habilidades sociales, etc.), y olvidando que la lectura es ante todo placer. Este cuento no podría estar más alejado de esa tendencia, es puro disfrute, y no sólo para niños, sino también para adultos, en especial para aquellos padres que gusten de llenar las vidas de sus hijos con toda la magia posible.

El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre de Neil GaimanMención aparte merece la cuidada edición del libro en España.

Lo primero que ha hecho Roca editorial es cambiar el título original, y esto tan habitual en España, es, sorprendentemente, un acierto. El título original Fortunately, the Milk se traduciría como Afortunadamente, la Leche, y no resulta tan evocador y juguetón como El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre.

Además la edición conserva las ilustraciones de Skottie Young, autor de la adaptación del Mago de Oz al cómic, que contribuyen a meter al lector en la mágica historia, al igual que los juegos con las tipografías, que simbolizan las distintas entonaciones que los personajes dan a sus diálogos.

Por todas estas razones, es una opción muy recomendable para incluir en la carta de los Reyes Magos de cualquier niño o no tan niño al que queramos hacer soñar un rato con un libro tan original como divertido.

4 comentarios en “Opinión: El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre de Neil Gaiman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.