Blogfesiones XIII: 7 consejos para dejar de procrastinar y crear tu propio blog

Hace algo más de un año, mi marido me contó que había registrado el dominio de su apellido con la intención de hacer un blog. También me animó a crear el mío propio, pero en aquel momento, embarazada de mi segundo hijo, con otro de 2 años y medio y ni un minuto libre, no me sedujo la idea.

Aun así él me insistió, me recordó lo mucho que me gustaba escribir, y me animó a buscar un tema sobre el que hacerlo. Cuando, al cabo de los meses el germen de la idea que daría lugar a Tinta al Sol fue tomando forma, me instó a elegir un plantilla que él modificó a mi gusto, me enseñó a manejar wordpress y todavía hoy me da soporte técnico (o sea, arregla los desaguisados que monto cuando me da por experimentar con la programación).

Y mientras tanto, su blog goza de este aspecto. Exacto, sigue en el limbo de los blogs no-natos.

Eso sí, tiene buenas excusas: no tiene tiempo, tiene que diseñarlo, pensar sobre qué escribir, que hoy estoy cansado después de trabajar todo el día con un ordenador, que si mañana me pongo, etcétera, etcétera, etcétera…

En todo este tiempo, he intentando convencerle sin éxito de que se ponga manos al blog, pero como de viva voz no me hace caso, esperemos que, viendo por escrito los consejos que le doy, aproveche las vacaciones de Navidad para ponerlo en marcha.

De paso, si alguien está en su misma situación, confío en que le resulten útiles estos 7 consejos para dejar de procrastinar y crear tu propio blog:

1. No temas no interesar.

Siento desilusionarte, no eres tan original como para que tus gustos no sean iguales a los de otras muchas personas a lo largo de la red, así que, por raros que sean tus intereses, seguro que encontraras gente que quiera leer lo que tengas que decir.

2. Elige un nicho y cíñete a él.

Seguramente tienes varios intereses distintos y te apetece hablar de todos, pero en un blog que cambia constantemente de temática puedes hacer que los nuevos visitantes se vayan pronto, pues no encuentran posts sobre lo que les atrajo a tu página en primer lugar. Si tu blog va a ser muy ecléctico, procura que haya un cierto nexo de unión entre las entradas del mismo, bien por los temas, bien por el tono con el que los tratas.

3. Si lo que te frena es pensar que no tienes tiempo, sé realista y disciplinado, y comienza con un ritmo de publicación espaciado.

En teoría a más publicaciones, más visitas, pero si el contenido no es de calidad e interesante, tampoco te leerá nadie, es mejor poco y bueno. Déjales con ganas de más. Siempre puedes aumentar la cantidad de post semanales más adelante.

4. Empieza el diseño con una plantilla gratuita.

La mayoría de “gurús” del blogging te dirán que cuides mucho el aspecto de tu blog y lo personalices para tener tu “marca estética personal” desde el principio. Todo eso está muy bien, pero si va a servir para que procrastines dándole vueltas al diseño, a la programación, etc., es un problema. Es mejor que busques una plantilla que se adapte a tu gusto y más adelante, la cambies.

5. Cuidado con los widgets.

Cuando empiezas en el blogging lo primero que ves son los millones de aplicaciones que existen para añadir funcionalidades a tu blog, y es tentador ponerse a investigarlas todas y a probarlas, pero los widgets son otro agujero negro por el que se van energías en vano y una de las mejores excusas para procrastinar y no poner en marcha un blog. Añade widgets para resolver las necesidades que vayan surgiendo, no al revés.

6. No existe el post perfecto.

Por más que lo repases, siempre se escapará algo que podía estar mejor escrito, o se te ocurrirá algo más que añadir cuando el post ya esté publicado, así que cuando lo hayas revisado varias veces, publícalo. Se aprende más de los errores que de los aciertos.

7. Olvida todos los consejos sobre blogging que hayas leído empezando por estos.

Por mucho que leas, todo el mundo (gurús incluidos) te va a contar lo que les ha funcionado a ellos al empezar un blog, que no es necesariamente lo que te va a funcionar a ti. Por eso, deja de leerlos buscando la llave mágica del éxito bloguero, porque ésta cabe en un post-it y es una frase que suele decir mi padre: cortando cojones se aprende a capar.

O lo que es lo mismo, a bloguear sólo se aprende montando un primer blog.

27 comentarios en “Blogfesiones XIII: 7 consejos para dejar de procrastinar y crear tu propio blog

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Buenos días,

    Buen post.

    En efecto, con los blogs como con todo se aprende desde la práctica y desde la acción. Cada uno tiene que ser el mismo en su blog y experimentar lo que se vive. Mientras uno sepa lo que quiere contar y sobre que lo demás va saliendo sobre la marcha.

    Saludos y Feliz Navidad,

    Juan Martínez de Salinas

    1. Me alegro de que estemos de acuerdo. Desde luego a mí estos meses me han enseñado mucho más que todo lo que había leído hasta ahora sobre blogs.

      Gracias por tu comentario.

      Un saludo y Feliz Navidad.

  3. Muy interesantes tus consejos para arrancar con un blog, tomo nota de ellos y trataré de aplicarlos.

    Espero que tu marido también tome nota y se anime a empezar con el suyo, por que recuerdo haber leído cosas suyas hace tiempo y no escribía mal del todo…

    Jejejejee!!

    Prometo que el 1 de Enero mi blog estará online!!

  4. Pingback: uberVU - social comments
  5. Hola Kyo:

    He venido recomendado por un tuit de @yoriento y me encuentro una entrada que sintoniza con mi situación muy bien. Acabo de montar mi blog e intento publicar una entrada a la semana pero es complicado (hoy quiero publicar la cuarta), y sí, releeeo para que todo quede divino, maldito perfeccionismo.

    Saludos cordiales, volveré a pasar por aquí.

    1. Los artículos son como los hijos, cuando ya están maduros hay que dejarlos ir, aunque para nosotros nunca lo estén. A mí para eso me viene bien, dárselos a leer a otra persona, para que tenga una “mirada fresca” sobre ellos.

      Respecto al ritmo de publicación, para ser constante te recomiendo que siempre que tengas algún rato libre, aproveches para adelantar artículos, de este modo no te pillará el toro si se te complica la vida 🙂

      Bienvenido y gracias por tu comentario.

  6. Gracias por los consejos, muy acertados, sobre todo eso de que hay que aventurarse para aprender sobre la marcha, a tú esposo le debe pasar igual que a mi, yo he hecho y deshecho varios blogs (y otros canales) por varios años pero me gusta más ayudar a otros a crear espacios y comunidades (era mi antiguo empleo), que dedicarme a escribir un blog en específico , disfruto más experimentando con la tecnología y las redes sociales, eso me apasiona. Seguro terminaré escribiendo, de hecho lo hago pero lo comparto más a personas que conozco que a extraños, igual soy en la “vida 1.0”. en fin, debo lidiar con algunos complejos y apasionarme también por la escritura.

    1. El caso de mi marido es que le gusta escribir, pero nunca se pone a ello 🙂

      Respecto a los complejos, una vez que pierdas el “miedo escénico” verás que es mucho más sencillo de lo que parece, aunque a mí muchas veces todavía me cuesta.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

  7. Chapó por el post. Llevo 7 años blogueando (casi 8) y te diré que muchas veces peco en algunos de esos consejos. El primero de todos debería tatuármelo porque soy de las que ha caído en el círculo vicioso de no postear por temor a no interesar, y al final pasan los meses en blanco hasta que cierras el blog.

    1. Mi experiencia con este blog es que cuando pienso que algo no va a interesar o que es demasiado personal, es cuando más gusta, así que me he dicho a mí misma “no pienses, sólo escribe”, y de momento, me está funcionando.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

  8. Hola:
    Primero quiero felicitarte por el diseño del blog. Me ha encantado.
    Soy psicóloga y también un buen día inicié en el mundo blogger. Hace cuatro meses pero ya tengo un número de seguidores con los cuales siento que estoy comunicando con alguien y eso me motiva a continuar escribiendo.
    Tus consejos son geniales y muy aplicables.
    Te seguiré la pista,
    Buenas cosas para el próximo año.
    Un saludo desde el Rincón de la Psicología

  9. Hola Yolanda,
    excelente tu post, dices cosas muy ciertas. En mi caso, lo que me ayudó a dejar de “procastinar” y empezar a escribir de una vez fue imaginarme a mi pequeño hijo de aquí a unos años leyendo mis posts y riéndose a carcajadas, por las cosas tan básicas y obsoletas que escribía su padre, ja,ja. Ese en mi caso, es mi “motivador”. Creo que si uno lo(s) tiene todo resulta más fácil.
    Saludos y felices fiestas.

  10. yo me encuentro perdida…me dijeron que los de wordpress eran los mejores…pero no sé utilizarlos…para cuando una guía práctica??

    1. En “mi otra vida” fui diseñadora de páginas web :), y mi marido es programador.

      Para tener tu propio dominio tienes que registrarlo, y según sea .com, .es, etcétera, te costará más o menos dinero al año. A eso tendrás que sumar el alojamiento web. Esto te puede interesar si va a ser un blog con intención comercial.

      Para empezar puedes hacerte un blog personal gratuito en wordpress siguiendo esta guía, que es muy clara y completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.