Los libros de mi infancia

El pasado sábado 2 de abril se celebró el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil, coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Hans Christian Andersen, lo que me hizo pensar en los libros que más recuerdo de mi infancia, que seguramente me marcaron e incluso decidieron mi vocación:

1. Mujercitas de Louisa May Alcott.

MujercitasMe pregunto cuántas escritoras deben su vocación a la rebelde Jo. Desde luego yo soy una de ellas.

2. Los siete secretos de Enyd Blyton.

El club de los siete secretos

A mi amigo Juan y a mí nos encantaban estos libros, pero las tramas nos resultaban excesivamente simples, así que decidimos escribir juntos un libro de intriga y aventuras que no pasó del primer capítulo, pero que fue el principio de todo esto.

3. El pequeño Nicolás de René Goscinny.

El pequeño Nicolás

Nadie ha retratado con más fidelidad la infancia y el choque entre la lógica infantil y la de los adultos que este pequeño niño francés de 10 años y sus amigos. Las situaciones no podrían ser más cotidianas: los recreos, la visita del jefe del padre de Nicolás, la sospecha de la llegada de un hermano, las clases y la que es mi historia favorita, un partido de fútbol en el que Nicolás y sus amigos pasan un rato estupendo discutiendo y liándose a tortas sin llegar a tocar el balón, así como la segunda parte, en la que son los padres los que, intentando mediar entre los niños, terminan a tortas.

4. La historia interminable de Michael Ende.

La historia interminable

Mi libro de fantasía favorito.

 

5. Leyendas de Gustavo Adolfo Becquer.

Leyendas

Mi primer contacto con los cuentos de misterio y de terror, y el de muchos, aunque fuera como lectura obligada del colegio, así que reivindiquémoslo.

6. Charlie y la fábrica de chocolate de Roald Dahl.

Charlie y la fábrica de chocolate

No importa las veces que lo haya leído, siempre logra transportarme a su mágico mundo. Si eres de las pocas personas que aún no lo ha leído, no olvides tener a mano una tableta de chocolate cuando lo hagas.

7. El fin de la eternidad de Isaac Asimov.

El fin de la eternidad

Lo sé, no es literatura infantil o juvenil estrictamente, pero lo leí con 12 años. De hecho es el primer libro de ciencia ficción, aparte de los de Verne, que leí.

8. Gloria Fuertes.

Gloria Fuertes

Aquí voy a hacer una excepción y no pondré un solo libro, porque fueron muchos los que leí en mi infancia, por no hablar de sus participaciones en tantos programas infantiles. Fue mi primera referencia como escritora, en el sentido de que fue la primera persona de la que dije: quiero ser escritora como ella.

9. Mafalda de Quino.

Todo Mafalda

Supongo que no requiere comentarios, ¿no?

10. Algunos niños, tres perros y más cosas de Juan Farias.

Algunos niños, tres perros y más cosas

Mi libro favorito de la infancia, aquí os cuento más sobre él.

 

Y a vosotros, ¿qué libro os marcó en vuestra infancia o adolescencia?

 

 

¿Quieres aprender más?

8 comentarios en “Los libros de mi infancia

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Muchos de tus libros infantiles eran los mismos que los míos y yo soy mucho más mayor, no conozco todos los que has puesto pero la gran mayoría si.
    Un beso
    Mercedes

  3. No soy aficionado a la lectura. pero recuerdo que me encantaba hacerlo cuando era niño, leía las caricaturas de condorito y también allí nació mi pasión por el dibujo. creo que tenia 8 años cuando leí Vuelta al mundo en 80 días de Verne. Aún recuerdo lo maravillado que estaba imaginandome la historia y los personajes y especialmente por el final. creo q no leí más porque en mi casa no había mas libros. Pero lo que si recuerdo perfectamente es que en la escuela mataron mi pasión por la lectura y la enterraron en lo más profundo en la secundaria. DETESTE (LO SIGO HACIENDO) LA POESÍA Y LA LITERATURA CLÁSICA DE CERVANTES, ETC. Leer se convirtió en obligación, ya no era divertido. PASE HORAS INTERMINABLES LEYENDO NOVELAS ABSURDAS. NO ENCONTRABA SENTIDO A “TENER QUE LEER” luego, cuando tenía 19 años la magia de la lectura se apoderó de mi con ÉTICA PARA AMADOR DE FERNANDO SAVATER. Si quieres que tu hijo lea, comprale sus caricaturas favoritas y manten en un lugar visible de tu casa libros con portadas coloridas.

    1. En el colegio parecían decididos a que cogiéramos manía a leer. Yo soy una lectora compulsiva, pero recuerdo que estuve varios meses sin leer en mi adolescencia, agobiada por las lecturas que me mandaban en el instituto, pero también por los libros que yo misma me imponía porque creía que todo el mundo debía leerlos. Hasta que decidí volver a leer sólo por placer y sigo haciéndolo.
      Un saludo y gracias por compartir tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge