Loading...
Recado de escribir

10 Trucos para aumentar tu productividad como escritor

La mayoría de escritores en ciernes encuentran (encontramos) difícil llevar a término nuestros proyectos literarios, que parecen alargarse indefinidamente en el tiempo. Muchos días, tras unas horas dedicados a nuestra obra nos damos cuenta de que apenas hemos avanzado unas líneas.

Para ayudarte a remediar esto, aquí van 10 trucos para aumentar tu productividad:

  1. ESTABLECE UN TIEMPO CONCRETO PARA ESCRIBIR Y ESCRIBE: En cualquier profesión uno tiene un horario concreto que cumplir. Si quieres ser escritor profesional también debes cumplir un horario. Incluso si dispones únicamente de 1 hora al día o de unas horas en el fin de semana, no importa: tienes que respetarlas, (y pedir a las personas de tu entorno que las respeten), y dedicarte en exclusiva a escribir, aunque tengas el fregadero lleno de platos sucios o tus amigos te llamen para salir.
  2. MÁRCATE OBJETIVOS ESPECÍFICOS PARA CADA DÍA: Para escribir, hay que escribir, o sea poner palabras una detrás de otra en una hoja o en una pantalla. Si el tiempo que tienes para escribir te dedicas a revisar el texto anterior, analizar los personajes, plantearte un cambio de estructura, etc., lo más probable es que termines la jornada con el mismo número de palabras con que empezaste. Desde luego todo lo anterior hay que hacerlo de vez en cuando, pero si primero te obligas a escribir un determinado número de palabras al día, siempre avanzarás, incluso si en revisiones posteriores eliminas o rehaces buena parte de lo escrito.Para esto puede ser útil utilizar una agenda en la que marcar tus objetivos o aplicaciones como las de Writertopia.
  3. BUSCA UN ESPACIO PROPIO PARA ESCRIBIR: Escribir en casa puede ser una fuente de distracciones. Si ese es tu caso plantéate hacerlo fuera, en una biblioteca, una cafetería, en un parque si hace buen tiempo…
  4. DESCONECTA INTERNET: Sí, ya sé, es una herramienta muy útil para encontrar información, consultar diccionarios, etc., pero también es una tentadora fuente de distracciones: correo, messenger, noticias… Si nos obligamos a mantener apagado el router mientras trabajamos, seremos más conscientes cuando lo encendamos de si lo hacemos para algo relacionado con la escritura o no.
  5. USA SOFTWARE SIN DISTRACCIONES: Darkroom para Mac, o Writeroom y Q10 para Windows (este último con un delicioso sonido máquina de escribir cada vez que pulsas una tecla) son procesadores de texto sin más elementos que un fondo neutro y las frases que vayas escribiendo. Nada de cambios de tipo de letras o incluso revisión ortográfica. Todo eso vendrá después, cuando importemos el texto plano a nuestro procesador de textos habitual y revisemos.
  6. APÚNTATE A ALGÚN GRUPO DE ESCRITURA: Tener que presentar tus textos de manera regular es una buena motivación. En la red hay muchos de estos grupos como El cuentacuentos, Quiero que me leas o Tus textos.Además en noviembre se celebra el NANOWRIMO un proyecto de escritura creativa que comienza cada 1 de Noviembre, y cuyo objetivo consiste en escribir una novela de 50.000 palabras en un mes. Desde luego si aceptas el reto de NANOWRIMO es poco probable que escribas el próximo premio Pulitzer, pero quizás sí su primer borrador.
  7. NO TENGAS MIEDO A LOS ESPACIOS EN BLANCO: Si te resulta difícil una determinada escena, diálogo, descripción o incluso un capítulo entero, no dudes en hacer una simple anotación entre corchetes del tipo [el protagonista declara su amor a la chica] y retomarlo en otro momento en que estés más inspirado o hayas reflexionado más sobre el tema.
  8. SI PLANIFICAS, NO ESCRIBAS; SI ESCRIBES, NO REVISES: Es decir, separa completamente la fase de planificación e investigación, la fase de escritura y la de revisión. Si quieres escribir una novela ambientada en una determinada época o un artículo sobre un tema concreto o bien si, como a mí, te gusta empezar a escribir teniendo una descripción exhaustiva de los personajes, lleva a cabo la investigación lo primero. Una vez tengas todos los datos que necesitas, comienza a escribir, y si te surgen dudas y necesitas averiguar nueva información, haz una nota e investígalo una vez acabado el texto. Por último, con la primera versión del texto ya finalizado, comienza a revisar tanto la forma como el contenido. De este modo evitarás ralentizar el proceso de escritura volviendo sobre tus pasos para investigar o corregir.
  9. ELIGE UN PROYECTO Y SÍGUELO HASTA TERMINARLO: Un día tienes una idea brillante. Tan brillante que estás convencido de que, una vez escrito, José Manuel Lara te llamará en persona para otorgarte el Premio Planeta, Steven Spielberg para que le vendas los derechos de adaptación, y Scarlett Johanson, Hugh Jackman o ambos, para que les hagas un hijo. Te lanzas a escribirlo y tres días más tarde tienes otra epifanía y te das cuenta de que la trama no se sustenta, los personajes son planos y hay media docena de autores que ya han creado sus obras basándose en la misma idea y lo han hecho infinitamente mejor de lo que tú serás capaz de hacerlo nunca…Bueno, pues da igual, sigue escribiéndolo.Un texto escrito se puede corregir y mejorar, un proyecto en tu cabeza, no. Si saltas de un proyecto a otro tendrás un montón de principios y ningún final (en mi caso unos 10).Y, por cierto, a poco que leas entrevistas de tus autores favoritos verás que ellos han pensado exactamente lo mismo de todas y cada una de sus obras. Si ellos, “que saben del oficio”, se equivocaban al pensar que sus ideas no valían nada, ¿por qué no puedes estar tú igualmente equivocado?
  10. TEN SIEMPRE A MANO ALGO CON QUE TOMAR NOTAS: Da igual que sea una libreta y un boli, un portátil o una grabadora. Aparte de impedir que olvides una buena idea, su sola presencia te servirá de recordatorio de que tienes que escribir, escribir y escribir.
7 comments
  1. Virginia

    Muy bueno. Tengo que decirte que me encanta tu blog (y que sepas que no digo esto a menudo). Enhorabuena y gracias por hacerme ver que todos esos miedos, dudas, inseguridades… a la hora de escribir no solo me acechan a mí. Es un alivio… 🙂
    Por cierto, me he descargado el Q10 solo por el sonido de la máquina de escribir… Mola.

  2. Isabella Vidaurreta

    Vaya, que son cosas, que para mi, como escritora primeriza, intentare aplicar. Aunque, tengo un problema: Tengo planificada ya mi historia, pero simplemente, no logro escribir. Si, así como lo oyes: No logra salir una palabra de mi cabeza, o cuando lo hace, la desecho, porque lo considero basura. Me podrías ayudar?

    1. Yolanda González Mesa

      Te voy a contar un “secreto” que todos los escritores profesionales aprendemos al principio de nuestras carreras: las novelas no se escriben en el mismo orden que se le leen. Es normal sentirse bloqueada ante las palabras “Capítulo 1”. Son las primeras palabras que tus lectores leerán cuando hojeen tu libro en una librería o se descarguen el primer capítulo, y, junto a la sinopsis, serán las que le decidan a comprarlo o no. Por eso es muy normal que te angusties.
      La solución que hay a esto es no escribir ese principio. Piensa en una escena, no importa cual, que te apetezca mucho escribir, y empieza por esa. Y ni siquiera es necesario que sea el principio de la escena. Lo demás ya lo añadirás más adelante.
      Incluso es posible que después, cuando ya tu novela empiece a tomar cuerpo te des cuenta de que no podías escribir el inicio de tu libro, porque la idea que tenías de él estaba completamente equivocada, necesitabas un comienzo diferente.
      Si a pesar de esto, tu problema persiste, te puedo ayudar con mi taller ¡Termina tu maldito libro!, en el que resuelvo problemas de bloqueo como el tuyo con ejercicios prácticos, técnicas y herramientas, además de solucionar problemas de falta de tiempo y organización.
      En cualquier caso, te deseo mucha suerte con tu libro, espero que me mantengas informada de tus progresos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.