Relato: Los papeles de la envidia

El laureado autor recogió los fragmentos de la que había sido su pluma favorita durante tantos años. Los contempló en sus manos como contemplaría el cadáver de un amigo que acabara de morir, sintiendo un tanto ridículas las lágrimas que pugnaban por verterse.

En su despacho sólo se oía el leve susurro del viento moviendo los folios desparramados por el suelo… ¿o serían las risitas envidiosas de los mismos? No en vano los críticos siempre aclamaron la genial pluma del famoso escritor, olvidándose del papel que ellos jugaron en su éxito.

3 comentarios en “Relato: Los papeles de la envidia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.