Relato: Queda usted detenido

– ¿Qué ha pasado? – preguntó el sargento al policía, con la vista fija en el cadáver cubierto por una sábana.

– Le he dado el alto al verle correr con los dos cuchillos en la mano, y ha debido darle un infarto al ver que le iba a detener – respondió el agente.

Al fondo se oyó el tradicional silbido del afilador.

Un comentario en “Relato: Queda usted detenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.