Relato: ¡Imbéciles!

¡Imbéciles!

Creéis que, porque un día alguien me puso precio, podéis obligarme a vivir encerrada en esta habitación.

Os gusto. Os gusta mi cuerpo, pequeño y suave, mis rizos rubios, mi cara de muñeca. Por eso recibo cada día vuestras torpes caricias, vuestra saliva, todos vuestros repugnantes fluidos corporales.

Por eso soy el blanco favorito de vuestra ira; os gusta golpearme, morderme, lanzarme contra el suelo… y arrancarme la ropa hasta el punto de hacer saltar los botones.

¡Imbéciles!

Ahí encontraréis mi venganza.

Vuestra imbecilidad hará que un día confundáis uno de esos botones con un caramelo, pequeños maltratadores en pañales.

7 comentarios en “Relato: ¡Imbéciles!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.