Relato: Lo que Dios ha unido

Notaba las miradas acusadoras de todos a su alrededor.

Incluso quienes se mostraban comprensivos con ella, le hablaban de paciencia, de intentar reavivar los sentimientos o directamente de “aguantar” después de tantos años.

¿Qué iba a hacer a su edad sola por el mundo? ¿De qué iba a vivir? ¿Y dónde?

Sus familiares no es que se hubieran mostrado entusiasmados por la idea de acogerla en su casa.

De hecho ella tenía más miedo de lo que estaba dispuesta a admitir, pero la decisión había sido largamente meditada y era firme: no es que no le quisiera, no es que él la hubiera decepcionado, es que no podía seguir viviendo así. Aunque a su edad pareciese y fuese una locura quería probar otras cosas, saber que podía valerse por sí misma, relacionarse con gente distinta que la que había tratado hasta ahora.

Y sabía que en el fondo él la entendía, a pesar de que no lo demostrase, a pesar de que su silencio pudiera parecer un reproche.

Eso sí, aún se sentía como desnuda al salir a la calle sin el hábito.


Si te gusta este microrrelato, también pueden interesarte:

5 comentarios en “Relato: Lo que Dios ha unido

  • Pingback: Bitacoras.com

  • el 26 septiembre 2011 a las 16:40
    Permalink

    Si la idea era sorprendernos con ese giro, lo conseguiste.
    Siempre se ha dicho que si se va a hacer algo hay que hacerlo bien, y para eso se ocupa vocación y fuerzas. De todas formas no se puede servir de mala gana.
    “Aguantar después de tantos años”… la tontería más dañina del mundo, porque tiende a parecer algo correcto así que lo creemos sin fijarnos.

    Respuesta
    • el 27 septiembre 2011 a las 20:56
      Permalink

      Pues sí, eso intentaba, sorprenderos, me alegro de haberlo logrado.
      Estoy de acuerdo contigo, lo de “aguantar” no funciona nunca, por eso es increíble que tanta gente “aguante” en tantas cosas de la vida.
      Muchas gracias por tu comentario y un saludo.

      Respuesta
  • el 26 septiembre 2011 a las 17:37
    Permalink

    Solo una cosa ¡guauuuuu!¡que hermoso!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.