Relato: Nunca hables con extraños

—Sabía que mi mamá se equivocaba, sabía que los fantasmas sí existen, porque tú eres un fantasma, ¿verdad?

—Algo parecido…

—¿Seguro que a mis papás les parecerá bien que me vaya contigo? No les gusta que hable con extraños.

—Al principio estarán tristes, pero donde vamos ya no sufrirás más, y eso les servirá de consuelo.

—¿Por qué llevas ese abrigo tan largo?

—Refresca por las noches.

—¿Y para qué es ese palo tan raro?

—Se llama guadaña.


Si te gusta este microrrelato también pueden interesarte:

5 comentarios en “Relato: Nunca hables con extraños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.