Relato: Sombras

Las ves aquí y allá.

Te sonríen tristes a la puerta del colegio, te saludan en la cola del super, te dedican un pequeño gesto mientras caminas para recuperar la figura perdida por años y embarazos.

Notas que están vivas, aunque aparentemente viven sólo a través de otros.

Están lejos de ser perfectas: unas son demasiado pequeñas, otras excesivamente grandes, o muy viejas, o muy jóvenes. Algunas resultan estridentes en sus formas, muchas cansadas, las menos, divertidas. Trepan por una vida que dista mucho de la que aparece en los libros.

Murmuran a gritos, chillan entre susurros.

¿Las oyes?

¿Las ves?

Están ahí, esperando que las escribas.


Si te gusta este microrrelato también pueden interesarte:

5 comentarios en “Relato: Sombras

  • Pingback: Bitacoras.com

  • el 3 noviembre 2012 a las 14:08
    Permalink

    Hola, Yolanda, llegué a través de tweeter, me gustó tu blog, me gustaría conocerlo mejor, espero no perdamos el contacto.
    A propósito, muchas gracias por tu recomendación, eres muy amable.
    Un abrazo.
    HD

    Respuesta
    • el 3 noviembre 2012 a las 21:37
      Permalink

      Gracias a ti por seguirme. Como he dicho en Twitter, me han gustado muchos tus microrrelatos, tu blog ha ido directamente a mi reader para seguir leyéndolo.

      Un saludo y muchas gracias por pasarte por aquí.

      Respuesta
  • el 4 abril 2013 a las 21:22
    Permalink

    Buen micro. A los que escribimos, ya sea por afición o necesidad vital, siempre nos persiguen sombras. Aunque no siempre las vemos… !hay que abrir bien los ojos!
    Felicidades, como siempre un placer leerte.

    Respuesta
    • el 8 abril 2013 a las 17:51
      Permalink

      Efectivamente, las historias siempre están a nuestro alrededor, acechando, y hay que estar atento para poder atraparlas en el papel. Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.