Relato: Frío

El otoño es su estación favorita.

No se trata del romanticismo de alfombras de hojas crujiendo a su paso y melancólicas lluvias. Lo que la convierte en su favorita es algo más pequeño, más simple: la sencilla sensación de cada atardecer de estar a salvo, segura, caliente y cómoda, cuando, desde su ventana bien cerrada, contempla a la gente apresurarse a sus casas, encogida por los primeros fríos y las primeras lluvias, mientras ella se abraza a sí misma, envuelta en su suave chaqueta de estar por casa.

Es una sensación breve pero intensa, incluso tierna, que dura hasta el momento justo en que el frío se cuela por su puerta:

—Ya estoy en casa…¿Qué hay de cena?


Si te gusta este relato también pueden interesarte:

Un comentario en “Relato: Frío

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.