Relato: Romanticismo de autovía

“Toca el claxon para que mi princesa acepte casarse conmigo” dice la pancarta frente a su casa…

Y la que hay frente a su trabajo, frente a la casa de sus padres o la del colegio de sus hijos.

Y con cada pitido de cada romántico que aún cree en el amor, ella recibe su mensaje, alto y claro:

“Eres el amor de mi vida”.
“Nadie te querrá como yo”.
“Estaremos juntos para siempre”.
“Para siempre, para siempre, para siempre…”.

Y ella tiembla de miedo, pensando que eso pueda ser cierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.