Loading...
Cuentos terribles

Relato: Romanticismo de autovía

“Toca el claxon para que mi princesa acepte casarse conmigo” dice la pancarta frente a su casa…

Y la que hay frente a su trabajo, frente a la casa de sus padres o la del colegio de sus hijos.

Y con cada pitido de cada romántico que aún cree en el amor, ella recibe su mensaje, alto y claro:

“Eres el amor de mi vida”.
“Nadie te querrá como yo”.
“Estaremos juntos para siempre”.
“Para siempre, para siempre, para siempre…”.

Y ella tiembla de miedo, pensando que eso pueda ser cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.