Relato: Mirada de ángel

– Mañana va a llover – dijo Él.

Ambos ángeles miraron hacia abajo, contemplando la tibia luz que irradiaban aquellas criaturas que, ajenas al dolor que esas neutras palabras les acarrearían, desperdiciaban su potencial en nimias tareas.

Miguel quiso hablar a su compañero, pero algo extraño en el tierno dolor reflejado en los ojos de Luzbel le detuvo. En vez de eso, su mano acarició imperceptiblemente la empuñadura de su espada.

¿Quieres aprender más?

Un comentario en “Relato: Mirada de ángel

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge