Cómo lidiar con las críticas

Una crítica es una manera excelente de ver tu obra a través de los ojos de otro. Nuestras historias son como nuestros hijos, no podemos ser objetivos ante sus defectos, y menos si aún estamos convalecientes de un largo embarazo y peor parto. Algo que nos ha costado tanto esfuerzo no puede ser otra cosa que perfecto.

Por eso mismo es importante dar a leer nuestro trabajo a críticos de confianza que nos hagan ver los fallos que podamos haber cometido al escribir, faltas de ortografía incluidas, pero no es nada fácil. Oír lo estupendo escritor que eres está muy bien, una justa recompensa a tu esfuerzo, pero (y siempre hay un pero) oír que podías haber hecho algunas cosas mejor, cuesta.

Aquí tenéis ocho consejos para lidiar mejor con las críticas:

1. No dejes/cuentes tu historia a cualquiera.

El hecho de que tengas una relación estupenda con tu pareja/madre/amiga/hermana/monitor de tai-chi, no les convierte automáticamente en buenos críticos literarios. Busca como lector Beta a alguien cuyo criterio literario respetes. Pregúntales sobre los tipos de libros que suelen leer y que te den su opinión razonada sobre ellos.

2. No tienes que hacer todos los cambios.

Tu criterio también cuenta, separa los consejos que aportan a tu historia y la mejoran y los que no. Lo mejor es que no hagas esos cambios inmediatamente, sino que esperes un tiempo, los medites y después los apliques en la medida que creas más convenientes.

3. No te lo tomes como algo personal.

Aunque nuestros libros sean nuestros bebés, no nos lo tomemos como un ataque personal, nosotros somos los que hemos pedido la opinión y la otra persona sólo busca ayudar.

4. Cuidado con las opiniones de otros escritores.

En la mayoría de casos no te dirán cómo deberías escribir tu libro sino cómo lo habrían escrito ellos, busca un buen lector como crítico antes que un buen escritor.

5. Busca una segunda opinión.

Contrasta críticas y opiniones; si varias personas te dicen que algo no está bien, habrá alguna razón.

6. Si fallas una vez no significa que falles la próxima.

Si realmente la conclusión es que tu historia no funciona, no significa que no vayas a triunfar la próxima vez, sigue intentándolo.

7. Todo tiene arreglo.

Cuando das por concluido un proyecto, a veces es duro volver sobre tus pasos para seguir trabajando en él. Es fácil dejarse llevar por la tentación de abandonarlo, pero no están las buenas ideas para ir desperdiciándolas, si tu historia tiene potencial, arréglala.

8. Lee entre líneas.

Quizás no te están contando todos los fallos que han encontrado por no herir tus sentimientos, y eso no te ayuda. Por esa misma razón no debes enfadarte o la próxima vez no serán completamente sinceros contigo.


Si te gusta este artículo también pueden interesarte:

4 comentarios en “Cómo lidiar con las críticas

  • Pingback: Bitacoras.com

  • el 7 noviembre 2011 a las 10:39
    Permalink

    He estado leyendo tu blog y no solo me ha gustado mucho sino que tambien me ha ayudado bastante a reflexionar sobre ciertas cosas. En este momento escribo una novela, mi primera novela, soy algo nueva en esto 😉 Y todos tus post me sirven mucho, asique gracias.

    Respuesta
    • el 7 noviembre 2011 a las 18:59
      Permalink

      Eso intento, servir de ayuda 😉 Mucha suerte con tu novela, ya me irás contando cómo va. La mía va despacio, pero va, que es lo que importa.

      Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

      Respuesta
  • Pingback: 7 insultos que los escritores solemos oír - Tinta al sol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.