Para escribir hay que escribir

teclado y plumaAhora os explico el perogrullo.

Llevaba unas semanas atascada con la novela: sabía a dónde quería llevar a mis personajes, lo que debían sentir y cómo debían evolucionar, pero no se me ocurría qué debían hacer. Ya sabéis, el eterno problema de mostrar y no contar.

Es muy común saber qué quieres contar, pero no cómo hacerlo. La dificultad viene cuando tienes que escribir: “X se levantó e hizo Y”. Saber qué es exactamente lo que el personaje hace, los pasos que da para resolver el misterio, conquistar el amor o vencer a su enemigo, es complicado, pero quedarse mirando la hoja en blanco o la pantalla vacía hasta que te sangren los ojos no va a hacer que aparezca mágicamente la solución.

Como digo en el título: para escribir hay que escribir.

Aunque sepas que lo que escribes no sirve y tendrás que eliminarlo, hazlo, escríbelo, da vueltas y vueltas hasta que lo encuentres.

Gracias a eso he conseguido resolver mi problema. De hecho, ahora la solución me parece tan obvia que no entiendo cómo me ha costado tanto llegar a ello.

Y eso que la tentación de abandonar en esos momentos fue grande, porque al sufrimiento del bloqueo, se unía el hecho de que se me ha ocurrido una idea para otra novela que trata un tema de actualidad, por lo que no me conviene tardar en escribirla.

En cualquier caso, ahora me alegro de haber perseverado.


Si te gusta este artículo también pueden interesarte:

Si te ha gustado este artículo y quieres que te ayude a terminar tu libro, matricúlate en mi taller ¡Termina tu maldito libro! (Productividad para escritores)

[soliloquy id=”6130″]

3 comentarios en “Para escribir hay que escribir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.